lunes, 22 de octubre de 2012

Sentenciado Carromero, El País se condena solo







Tomado de La Pupila Insomne


Iroel Sánchez
Posted on 15 octubre, 2012


La página web Cubadebate dio a conocer la sentencia dictada por el Tribunal de la provincia cubana de Granma contra el político español Ángel Carromero Barrios.

Carromero fue declarado culpable de “homicidio en ocasión de conducir vehículo por la vía pública” y sancionado a cuatro años de privación de libertad. Se le consideró responsable de haber ocasionado la muerte de los ciudadanos cubanos Harold Ceperoy Óswaldo Payá en un accidente de tránsito ocurrido el pasado 22 de julio en un proceso cuyo apego a la ley y correción fueron reconocidos por el Cónsul General de España en Cuba.


 La divulgación de la sentencia ha sido la ocasión para que el diario español El País abandone cualquier intento de hacer periodismo en relación con Cuba. Inmediatamente después de conocerse la sentencia, el cotidiano madrileño publicó una nota de su “colaboradora” en la Isla Yoani Sánchez que dice no tener acceso a Internet pero cita la nota publicada en la red por el sitio Cubadebate, al que en franca violación del libro de estilo de El País denomina “versión digital del diario del régimen, Granma“. Para colmo, El País -como si quisiera que sus lectores comprueben por sí mismos el disparate de Sánchez- enlaza la versión digital de Granma en www.granma.cubaweb.cu cinco palabras después del enlace al que es también “portal oficialista Cubadebate” en www.cubadebate.cu.

En un acto que quizás tenga que ver más con la telepatía que con el periodismo, Yoani Sánchez reconoce que no estuvo en el juicio, al que sí accedieron numerosos periodistas cubanos y extranjeros, pero a pesar de ello y supuestamernte sin acceder a Internet cita en su despacho declaraciones del político español en el proceso que no publicó la prensa cubana.




El diario del Grupo PRISA, por estos días envuelto en un escandaloso conflicto laboral en el que intenta reducir el treinta por ciento de su plantilla periodística, se da el lujo de pagar una colaboradora en Cuba que refrita agencias -diciendo que no lee Internet- sin acceder al lugar de los hechos. ¿Qué pensarán de esto los 128 periodistas que irán a la calle, racionalizados bajo el mismo paradigma del “capitalismo sui géneris” que la señora pide para la Isla desde las páginas de El País? Como si necesitaran brindar un ejemplo práctico a quienes los acusan de mala gestión, los directivos de PRISA y El País acaban de asesinar la poca credibilidad que les iba quedando.


Artículos relacionados:

El País: Ni al pan, pan, ni al vino, vino






No hay comentarios:

Publicar un comentario