lunes, 22 de octubre de 2012

Siria: La mentira cómplice



Pedro Pablo Gómez

Posted on 15 octubre, 2012


Dice el refrán que la ignorancia mata a los pueblos, pero a veces tambien se mata a los pueblos con conocimiento y planificación. En el mundo en donde habitamos llevamos muchos años de experiencia en ver cómo se manipulan situaciones reales y otras no reales para justificar agresiones a otros países, enarbolando las banderas de proteger a la población civil, o para defender la democracia representativa, desde luego la que apruebe el gobierno de turno en los Estados Unidos de América y sus aliados del Primer Mundo y algunos seguidores oportunistas de otras áreas del planeta.


En nuestro continente nadie duda de los esfuerzos mantenidos por los gobernantes norteamericanos para tratar de derrocar la Revolución Cubana, su invasión a Santo Domingo para abortar la insurrección nacional que encabezaba el Cnel Francisco Caamaño Deñó, o la invasión de Granada en el proceso revolucionario que encabezaba Maurice Bishop , también el bombardeo en Panamá del barrio de San Miguelito en la propia capital de ese país. Estos no son exclusivos de Latinoamérica, se han efectuado en los distintos continentes, en Asia, África del Norte y en la Subsahariana, se derriban gobiernos no aceptables por sus posiciones nacionalistas o se alientan y mantienen grupos armados afines a los criterios e intereses de los países imperialistas.

En fechas más recientes la fabricada invasión y ocupación de Irak, la escalada y agresión a Afganistán con el pretexto de la persecución de AL Qaeda y sus talibanes, bombardeando con sus drones sin pilotos a supuestos insurgentes, los cuales han ocasionado más de 800 muertes de civiles incluidos mas de 100 niños según fuentes de del propio país estadounidenses y la violación sistemática de la soberanía de Pakistán.

El Medio Oriente es una victima actual y tambien histórica, aparte de Irak, la situación sin salida de los palestinos, por la posición genocida de Israel, apoyado todo el tiempo en su política por los gobiernos norteamericanos, la falsa preocupación de estos por el desarrollo nuclear en Irán con fines pacíficos y su pieza de juego más actual, en el proceso de tratar de derrocar el gobierno sirio y de imponer un régimen afín a sus intereses de dominio en países productores de petróleo .

Sin ser adivino, ni tanque pensante de una elite gobernante, puedo decir que la supuesta y oportuna agresión desde Siria al territorio de Turquía, es parte de la misma intención demostrada en las sesiones en las Naciones Unidas por los Estados Unidos para provocar una intervención militar para derrocar al presidente Hafez El Assad, afortunadamente vetada por Rusia y China. Esto es lo que impidió hasta ahora la intervención militar de otros gobiernos en el problema interno confrontado en este país árabe. A nadie en su sano juicio se le puede ocurrir que el gobierno asentado en Damasco, estaría interesado en crear otro problema, aparte del real que tiene y con el peligro de generar una confrontación armada de guerra en sus territorios, golpeados por una insurrección creada con la varita mágica y el apoyo desde bases turcas por los intereses de Occidente. Turquía está lista a jugar el papel que le han indicado los dueños del mundo; como dice el dicho, “Guapo y apoyado”.    


 Ya la OTAN declaró estar dispuesta a participar junto a los turcos en su guerra con Siria, los que están detrás de esto a quienes creen engañar. Es otra vez la variante de justificar una acción agresiva para tupir la opinión pública internacional y lograr sus propósitos de imponer un régimen acorde y en beneficio de su dominio en el área.

Siempre habrá algunos inocentes que se creerán el cuento made in USA, empezando por algunos creyentes de la ONU incapaces de ser objetivos, ni imparciales en sus conclusiones, pero los que estamos aburridos de ver la actuación de los gobernantes norteamericanos y de sus seguidores en el mundo, no nos van a pasar gato por libere. Los grandes medios de comunicación a escala internacional muestran su interés por tratar de que Siria cambie su gobierno y halle la paz, mientras por otro lado se obstaculizan las gestiones para tener un acuerdo y cesar los enfrentamientos internos ,y alientan el inicio de una guerra turco-siria con el apoyo de la OTAN, léase USA.

Quedan aun episodios de esta serie por ver, donde el engaño y la destrucción serán quienes prevalezcan. Los que conocemos las entrañas del imperialismo, y sus métodos, tenemos el derecho y el deber de no permanecer en silencio ante los hechos que se avecinan y que contarán con el silencio cómplice de los interesados.



Artículos relacionados:
εїз   Siria: Moscú y Pekín frenan a Washington





                                                         





No hay comentarios:

Publicar un comentario